“Los Cronocrímenes”: Un Predecible Viaje En El Tiempo


1356042318_720p_8888

Las películas de suspenso y/o terror españolas son, en mi opinión, bastante buenas. He visto excelentes películas del género como “El Espinazo Del Diablo” (una coproducción española y mexicana), “El Laberinto Del Fauno” (España, México y EU), “Intacto” y “Películas Para No Dormir”, entre otras. Por eso me llamó la atención cuando me encontré con “Los Cronocrímenes”, una película de 2007 dirigida por Nacho Vigalondo y protagonizada por Karra Elejalde, acompañado de Bárbara Goenaga, Nacho Vigalondo (como el joven del laboratorio) y Candela Fernández.

A grandes rasgos, el nivel de producción de la película es muy sencillo. Solo cuenta con cuatro actores y un doble. Una gran locación que se divide en distintos ambientes cercanos (no sé si lo habrán filmado todo en la misma localidad). Así que desde ese punto de vista, pudieron crear una historia medianamente interesante con pocos recursos. Digo medianamente interesante, porque a nivel narrativo, la historia pinta ser de un género, cuando en realidad no lo es, luego se torna muy predecible y algunos artificios del guionista son innecesarios y hasta redundantes.

yCatal5BcOyrVMSfKJQtfT88QvQ

El detonante o catalizador de la historia lo vemos dentro de los primeros 15 minutos de la historia (lo cual está perfecto), pero en ese momento el espectador se imagina que está viendo una película de suspenso/terror cuyo antagonista es un psicópata. Pero luego, si bien la historia guarda cierto suspenso, el subgénero no es el terror, sino la ciencia ficción. El interés que teníamos por saber quién es el hombre de la cara vendada se disipa cuando, minutos antes de que nos revelen su identidad, todos nos damos cuenta, sin el mayor esfuerzo y conjeturas, quién es el supuesto “psicópata” (y esto sucede antes de la mitad de la película). De esa misma forma, podemos predecir lo próximo que hará nuestro protagonista hasta el final.

La historia trata de Héctor, un hombre que recién se acaba de mudar a una casa en el campo. Una tarde, mientras su esposa se va a comprar alimentos al pueblo, Héctor se relaja en una silla del patio de su casa con sus binoculares repasando los alrededores del bosque, donde observa a una mujer desnuda que, obviamente, llama su atención. Héctor sigue el rastro de la muchacha con sus binoculares hasta que llega al lugar donde la encuentra desnuda, durmiendo. En ese momento, alguien se acerca por detrás de él y lo apuñala en el brazo con unas tijeras. Héctor huye hasta llegar a un laboratorio donde uno de los empleados lo conduce hasta un lugar seguro para esconderse del psicópata. Así lo hace entrar a una máquina del tiempo, sin que él sepa, que aún no había sido probada por humanos y lo hace viajar una hora al pasado.

Desde ese primer viaje, vamos entendiendo algunas cosas que sucedieron durante el paradigma de la historia. Vamos atando rápidamente cabos. Héctor empieza a meterse en una serie de situaciones que complican su regreso al pasado; porque ahora hay dos Héctor: el que hace una hora estaba espiando a una chica desnuda en el bosque y el que viajó al pasado. ¿Cómo elimina al otro Héctor? ¿Cómo regresa con su esposa, sin que esté el otro Héctor? El plan ahora es eliminarlo, pero en su intento de hacerlo, comete un grave error que lo obliga a regresar al pasado nuevamente: y ahora hay tres Héctor.

f0022370_49e1cb08a49a3

Si bien, el director logra explicar cada regreso del protagonista al pasado y cómo éste manipula al joven del laboratorio en el presente para poder cumplir con su cambiante objetivo en la historia, hay ciertas cosas que no se explican en el relato. ¿Cómo fue que el primer Héctor viajó al pasado, si la razón por la cual él viajó en el tiempo fue porque el segundo Héctor lo estaba siguiendo? ¿Cómo quedó envuelto en una lucha contra él mismo en primer lugar? Por otro lado, en la resolución de la historia no se explica una posible solución. El final es inconcluso. Los tres Héctor quedan divagando por ahí. Creo que hay un gran problema de coherencia y verosimilitud en la historia.

Con respecto a los artificios del guionista para explicar la confusa historia, creo que los utilizó inútilmente para explicar cosas que eran obvias; mientras que las dudas que se plantea el espectador quedan sin responderse. Por ejemplo: la utilización del recurso del flashback (o mirada al pasado) la utilizaron en escenas que el espectador fácilmente podía comprender sin necesidad de ese recurso del lenguaje cinematográfico. Cuando el segundo Héctor persigue dentro de su casa a la chica que antes había visto desnuda, la chica trata de escapar por el techo de la casa y al él intentar detenerla, la chica cae al suelo y muere. Cuando Héctor la observa bien, descubre que quien había caído era su esposa. En ese momento, nos vamos a un flashback de la esposa despidiéndose de él en la tarde para irse al pueblo a comprar los alimentos. Esta escena del pasado no aporta nada. Todos entendemos que la esposa ya había regresado a la casa y que la mató por error. Así, utilizan el mismo recurso en dos ocasiones más.

tumblr_m4uu0nCTtZ1qj7ce9o1_1280

En otra instancia, los personajes de la historia carecen de profundidad. No hay detalles de sus vidas y lo que conocemos de ellos, lo sabemos porque nos lo cuentan, en vez de mostrárnoslo de otra forma a través de detalles más visuales como el vestuario, los decorados o sus comportamientos. Son simples conductores de la historia que no aportan nada como personajes. Las reacciones del protagonista no son creíbles. Si alguien te acaba de enterrar una tijera en medio del bosque, ¿por qué te vas a esconder detrás de un árbol? ¡No! ¡Corre! Pero habían momentos en que el protagonista se detenía, miraba hacia atrás, caminaba, hablaba con toda tranquilidad… Esto no es una reacción normal. El joven de laboratorio trataba de aparentar saber algo de ciencia, pero su comportamiento era como el del conserje del laboratorio, porque el lenguaje que utilizaba y su comportamiento no era para nada el de un científico. Esto va amarrado al hecho de que los actores no eran los mejores. Salvo con la excepción de Candela Fernández (la esposa de Héctor, llamada Clara) y Bárbara Goenaga (la chica del bosque), quienes, a pesar de sus cortas apariciones, mostraron un nivel de actuación más aceptable.

Trailer: 

Rating: 05

(El máximo de pantallistas es 10)

Escrito por: Enrique Kirchman

Sign

Categorías:Butaca: "Flashback"

Etiquetado como:,,,,,,,,,,,,,,,,,,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s