{Crítica} “Exodus: Gods And Kings”: Una Mirada Más Realista Sobre La Historia De Moisés


exodus_02

En 2014, Hollywood parece haber mostrado un particular interés por las historias bíblicas. Pudimos ver una mediocre representación de la vida de Cristo en “Son Of God” (que después de haber visto lo cruda que fue “The Passion Of The Christ” de Mel Gibson en 2004, esta nueva versión dirigida por Christopher Spencer parece un capítulo de la serie animada japonesa “La Casa Voladora” [“Time Kyôshitsu: Tondera House No Daibôken”], la cual repasaba las historias de La Biblia tal cual como eran descritas), una bizarra pero interesante reinterpretación del arca de Noé hecha por Darren Aronofsky en “Noah” y una reciente adaptación del libro del Éxodo del Antiguo Testamento enfocada en el liderazgo de Moisés, que Ridley Scott nos mostró en “Exodus: Gods And Kings”. Salvo por la primera película mencionada, las dos últimas se atrevieron a llenar las lagunas informativas que no se explican claramente o que no son descritas en el libro sagrado, con recreaciones de lo que ellos estiman que pudo (o debió) haber sucedido tanto en la historia de Noé como en la de Moisés. Ambas exploran un lado un poco más humano y real de sus protagonistas, menos fantasioso y surreal de lo que cuenta La Biblia.

Protagonizada por Christian Bale (“The Dark Knigth Rises”), con las actuaciones adicionales de Joel Edgerton (“Warrior”), Ben Kingsley (“Gandhi”), John Turturro (“Barton Fink”), Sigourney Weaver (“Aliens”) y Aaron Paul (“Breaking Bad”), “Exodus: Gods And Kings” inicia con la vida de Moisés ya como hombre, poco antes de que asesinara a dos guardias egipcios que custodiaban las prisiones donde mantenían a los esclavos hebreos, hecho que después desembocaría en su destierro por orden de Ramsés. Luego pasa por su primer encuentro con Dios, su convencimiento de salvar al pueblo judío, hasta cómo se presentaron las 10 plagas que cayeron sobre Egipto como consecuencia del desacato de Ramsés. Aunque todos estos son eventos puntuales que ya todos conocíamos por ser parte de las lecturas más conocidas de La Biblia, los cuatro guionistas del filme decidieron darle un giro “un poquito” más realista a las distintas situaciones, además de tomarse la licencia de reinterpretar otras.

exodus-gods-and-kings

1. La caracterización de Dios como un niño.

Cuando en La Biblia se describe la aparición de Dios mediante una zarza en llamas a Moisés en la montaña, se habla solo de una voz proveniente del fuego. Sin embargo, Ridley Scott elige mostrar a un niño como la supuesta imagen divina, justo después de que Moisés queda enterrado e inmóvil por el deslizamiento de tierra en la montaña, un poco aturdido por un golpe que sufrió en la cabeza. La zarza ardiente puede ser producto de un relámpago que cayó en la montaña, ya que estaba iniciando una especie de tormenta, pero la imagen del niño queda abierta a ser una simple ilusión de Moisés debido al golpe que sufrió. También, las escrituras mencionan que Moisés no podía mirar de frente hacia las llamas, porque la presencia de Dios era muy fuerte, pero en la película, podemos apreciar que a pesar de su dificultad para moverse, él pudo ver perfectamente al niño que le hablaba con una voz un poco tétrica.

2. El abandono de Moisés a su familia.

En la historia bíblica, después de que Moisés recibe el llamado de Dios para liderar a su pueblo, él recoge a su familia (su esposa y dos hijos) y se los lleva consigo en su regreso a Egipto. En la película, por el contrario, Moisés abandona a su esposa e hijo, quienes enfadados hasta se niega a despedirse de él. Esta elección tal vez puede ser porque en La Biblia no se vuelve a mencionar la participación de su esposa e hijo en la liberación de los hebreos, por lo que daba lo mismo abandonarlos o tenerlos a su lado sin mayor relevancia. Aunque para efectos de acrecentar el drama y el sacrificio de Moisés en el filme, era mejor abandonarlos.

joel-edgerton

3. No hay varas que se transforman en culebras.

Scott intenta en todo momento eliminar la mayoría de las alusiones fantásticas y poco creíbles del relato bíblico. La aparición de Dios como un niño puede ser tomada como una mera alucinación, que sirve para conocer una característica psicológica de nuestro protagonista. Por lo que está justificado. Sin embargo, situaciones como cuando Moisés lanza su vara al suelo por orden de Dios y esta se transforma en culebra, volviendo a repetirse el acto frente a Ramsés como prueba del poder divino, fueron suprimidas de la película, aún cuando en La Biblia figura como el primer momento en que Ramsés desafía a Moisés y a Dios. Creo que para Scott esta escena sería difícilmente sustentable en la realidad que quería replantear en la película, por lo que decide ignorar el suceso.

4. El desafío de Moisés y su incredulidad.

Desde el inicio de la película conocemos la incredulidad de Moisés. No cree ni en los adivinos de Ramsés ni en Dios. Cuando empieza a tener las visiones de aquel niño, a quien no considera Dios, sino un mensajero de Este (tal vez el arcángel Miguel o Gabriel, nunca se define), Moisés le habla todo el tiempo desafiándolo, con cero respeto ni la devoción que se describe en La Biblia. Moisés refunfuña, regaña, alega, protesta, exige y demanda no querer tener nada que ver con los castigos que impone Dios, especialmente el de la muerte de los primogénitos. La película deja nuevamente abierta la posibilidad de que tal vez Moisés creía ver cosas y discutía como una persona esquizofrénica, que se reafirmaba cuando mostraban a Josué observándole en secreto, espantado al verlo hablar solo.

Hw82J

5. Las 10 plagas.

La secuencia de las 10 plagas que Dios hace caer sobre Egipto es tal vez la más clara evidencia de que Scott no pretende hacerle creer al espectador de que esto en verdad fue un castigo de Dios. Según La Biblia, Dios le comunicó a Moisés cada plaga antes de que sucediera, para que este pudiera advertirle a Ramsés, sin embargo, en la película, el niño solo le dice que observe lo que vendrá a continuación. Moisés no tenía idea de lo que sucedería. De hecho, en la película, Aaron no sumerge la vara en el río Nilo para teñir sus aguas con sangre, sino que tanto Aaron como Moisés presencian una manada de cocodrilos que atacan a unos pescadores, dejando sus aguas llenas de sangre, lo que ocasionó la muerte de los peces, que fueron tiñendo cada vez más las aguas. Tiene más sentido que algo así haya pasado (sea verdad o no). Esto desembocó en la segunda plaga: las ranas que emergieron para escapar de las aguas contaminadas de sangre, para alimentarse en la tierra; al no poder regresar al agua, se murieron, y su putrefacción trajo como consecuencia la tercera y cuarta plaga: los mosquitos y las moscas (aunque en el filme solo hacen alusión a las moscas). Tanta contaminación de las aguas y muerte de miles y miles de ranas por toda la ciudad, trajeron como consecuencia la quinta y sexta plaga: la muerte de las vacas, caballos, etc, por enfermedad y las úlceras y llagas en los seres humanos. Las cuatro plagas restantes: lluvia de granizo, invasión de langostas, las tinieblas y la muerte de los primogénitos, ocurrieron sin explicación alguna en la película, aunque según la ciencia, fueron consecuencia de cambios climáticos y erupciones de gases volcánicos (Nota: en la actualidad, desde 2011, se han presentado varios casos de ríos que se han teñido de rojo, como es el caso de un río en Holanda, que se tiñó de “sangre” debido a una sustancia que genera el alga Euglena Sanguinea, para protegerse del calor, una reacción de estas protistas como consecuencia de la contaminación ambiental y el calentamiento global).

exodus

6. Moisés no partió el mar en dos.

El suceso más popular de la vida de Moisés es, sin duda, el momento en que alza sus brazos y divide el Mar Rojo en dos para poder atravesarlo con el pueblo de Israel, escapando de los soldados egipcios. Aunque la versión dirigida por Cecil B. DeMille en 1956, titulada “The Ten Commandments”, sí presentó a Moisés dividiendo el mar tal cual como lo describe La Biblia, en “Exodus: Gods And Kings” los hebreos son capaces de cruzar el mar hacia el otro lado debido a un misterioso recogimiento de las aguas producto de lo que parecía ser un tsunami que se avecinaba. Científicamente, cuando va a ocurrir un tsunami, las aguas se recogen como una forma del mar de ganar potencia para la gran ola que va a azotar; esta es la explicación que presenta Ridley Scott en este pasaje. El mar se secó por unas horas hasta que luego azotó fuertemente cuando los hebreos cruzaron hacia el otro lado. No fue Moisés quien lo dividió, sino que aprovecharon un evento natural (aunque la ficción sigue estando presente por la coincidencia de la manifestación natural justo cuando lo necesitaban, al menos de que hayan llegado a ese punto del Mar Rojo porque sabían que sus aguas se recogían a cierta hora del día, haciéndola transitable. Esa es otra explicación científica que se ha dado).

Estos son algunos de los aspectos que puedo mencionar como parte de la intención de Ridley Scott de humanizar a Moisés y su historia del Éxodo. Nadie niega que el suceso haya sucedido, lo que se cuestiona es la forma tan mitológica en que se nos ha contado. Y Scott lo sugiere un poco disfrazado en su historia.

sigourney-weaver

A parte de estas observaciones en el relato, la película a nivel producción no presenta mayor relevancia. Los efectos especiales fueron bastante normales, algunas veces hasta muy evidente el artificio, por lo que no destaca en ese sentido. Por otro lado, si bien Christian Bale me parece que hizo un buen papel como Moisés, hubo otros roles como el de Sigourney Weaver y el de Aaron Paul que no me terminaron de convencer. El casting elegido fue muy “estadounidense” para una película que requería talentos más orientales. Aún así, el guion está medianamente bien llevado, excepto por algunas escenas excesivamente largas, pero que tal vez sustentan su longitud por la intención de generar esa conexión de Moisés con Dios en cada momento, y su posible divagación mental. Vale la pena ver la película, al menos para llegar uno mismo a sus propias conclusiones y despertar ese bichito de la curiosidad sobre lo que en realidad sucedió en el famoso evento protagonizado por Moisés hace más de 3000 años.

Rating07

Trailer: 

Escrito Por: Enrique Kirchman

Categorías:Butaca: "Flashback"

Etiquetado como:,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s