{Crítica} “Fifty Shades Of Grey”: La Decepción Narrativa Esperada


Fifty-Shades-Of-Grey-Gallery-03

Una chica ordinaria conquista a un atractivo joven multimillonario. Esta simple idea para desarrollar una historia —literaria o cinematográfica— en sí asegura el gancho perfecto para atraer a un target femenino importante que suspirará al imaginarse en la piel de aquella chica, cual cuento de hadas de Blanca Nieves o la Cenicienta contemporánea, humilde y sufrida, que encuentra a su príncipe azul. Uno pensaría que en pleno siglo XXI este tipo de historias naives ya no atraerían ni causarían el efecto deseado en las mujeres, especialmente con tantos movimientos feministas, la lucha por la igualdad de sexo, etc., pero parece que la sensibilidad femenina, al final, las vence. La escritora E. L. James y la directora Sam Taylor-Johnson parecen estar de acuerdo en eso, ya que “Fifty Shades Of Grey” es la prueba fehaciente.

Protagonizada por Dakota Johnson (“Need For Speed”) como Anastasia Steele y Jamie Dornan (“Once Upon A Time”) como Christian Grey, la película se basa en el primer libro homónimo de la trilogía de James, y que tuvo un efecto masivo entre las lectoras a nivel mundial. Sin hacer la comparación con el libro que evidentemente no leí, y remitiéndome simplemente a su adaptación cinematográfica, “Fifty Shades Of Grey” deja mucho que desear desde su guion, la historia en sí y su intención. Para los que nos tocó escuchar a alguna amiga, novia o hermana hablar del dichoso libro, tal vez imaginamos un drama apasionado que abordaba los confines más oscuros del lado sexual de un ser humano, sin embargo, nos tropezamos con una banal y ridícula película romántica que utilizó el morbo sexual para vender boletos en taquilla.

la-et-ct-fifty-shades-of-grey-fandango-movietickets-20150204

Las escenas relatadas tenían una frecuencia intermitente basada en: cotidianidad de los personajes + sexo + cotidianidad de los personajes + sexo + y así sucesivamente… James y la guionista Kelly Marcel lo único que hicieron fue ir aumentando el morbo sexual y la crudeza del acto en sí. Desde un beso apasionado en un elevador, a un primer encuentro sexual sin fetiches, a la introducción al sadomasoquismo, para luego culminar con un encuentro más violento. Y entre cada uno de estos momentos, hubo otros encuentros sexuales de menor escala. En otras palabras, ver esta película era como ver esas decepcionantes películas softporn o pornos de una sola ‘X’ en las que los personajes evidentemente no tienen sexo y para colmo no hay trama.

Sabemos que cuando se trata de adaptaciones literarias, las películas nunca podrán abarcar todo lo que sí encierra el libro, pero en ese caso, creo que la guionista no eligió los mejores momentos para contar. Con lo que vi, y sin leer el libro (el cual no debería estar obligado a leer para disfrutar de la película), las preferencias sexuales de Grey y su comportamiento dominante y arrogante no están justificado más que en un capricho y terquedad de niño rico y mimado. Hay escenas, como en las que se comporta como figura dominante o amo, en las que reprende a Anastasia dándole nalgadas, que me dieron vergüenza de lo ridículas que se veían. Y no condeno el fetiche sadomasoquista, lo que condeno es la mala caracterización del personaje cuyo trasfondo no está claro como para vendernos la idea de que él sea sádico. Entiendo que en las escenas sea Anastasia la que dañara el momento sexual con alguna risa o actitud burlona del acto de amo/sumisa en sí que pretendía recrear Grey, porque esto era nuevo para ella y en su universo eso no era algo normal. Sin embargo, él, quien supuestamente tiene experiencia desde los 15 años cuando se inició, no suena convincente cuando interpreta su papel de amo y parece hacerlo como un juego y no con la solemnidad que él exige, pidiéndole que firme contratos con las normas del juego.

hr_Fifty_Shades_of_Grey_3

“Fifty Shades Of Grey” se vuelve cansona. El público quiere ver una trama, quiere entender por qué Anastasia acepta seguir adelante con una relación sabiendo lo irregular que va a ser, para luego escandalizarse cuando ya ha probado todo. Pero sobre todo, el público quiere saber ese lado siniestro que no conoce de Christian Grey. No queremos saber el por qué de su fetiche, sino adentrarnos en su psiquis, conocer más allá de sus preferencias sexuales. Queremos saber qué lo atormenta y cómo lo atormenta. A qué le teme y por qué. Nada de eso nos lo dicen en esta primera película, ni siquiera un sugestivo flashback. Y si hay que esperar a ver dos películas más para entenderlo y finalmente verlos juntos como otra pareja más gozando de un final feliz, pues creo que me basta con haber perdido mi tiempo viendo la saga de “Twilight”, que al menos tenía una o dos escenas de acción.

Lo único que puedo rescatar de la película es la actuación de Dakota Johnson. No hay duda de que la chica saca algo de su madre (la actriz Melanie Griffith), desde su forma de hablar hasta sus gesticulaciones, y me atrevo a decir que es hasta mejor que Griffith en sus años mozos. Johnson transmite naturalidad, frescura y serenidad en su actuación. Es graciosa pero también nos convence en sus escenas más dramáticas, lastimosamente Dornan no la acompaña en las escenas, no por ser mal actor, sino por carecer de un personaje con sustancia. Ella definitivamente se lleva los aplausos y lo más que le auguro a esta película son algunos varios reconocimientos en los MTV Movie Awards. Otro aspecto rescatable es tal vez la banda sonora, con el tema principal “Earned It” de The Weeknd y la nueva versión de “Crazy In Love” de Beyoncé, que exaltaron las escenas sexuales.

Rating05

Trailer:

Escrito Por: Enrique Kirchman

Categorías:Butaca: "En Escena"

Etiquetado como:,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,

2 respuestas »

  1. Hola! No he visto la película, pero lo que describes suena exactamente como el libro, que lastimosamente, yo sí leí. Lo terminé de leer solo para entender por qué ella lo hacía y para ver si alguna vez reaccionaba, pero nunca pasó.

    Al comentar mi descontento con mis amigas, que casi todas ya han leído los tres libros. Me dicen que debo leer los otros libros para conseguir una respuesta. What??

    Con respecto al personaje de Christian Grey, su intérprete hizo un excelente trabajo, porque tu descripción es exactamente como lo leí. Por ende Jamie, se merece el Globo de Oro, que por su puesto ni le van a dar.

    El problema no es la película, ni los actores. Por lo que describes fue perfectamente hecha como esta escrito el libro. La autora dijo en una entrevista que se inspiró en Bella y Edward, de Twilight, por eso no me sorprende que fuera tan pueril.

    Es tonto desde el inicio hasta el fin, cada sesión de sexo suena como si la hubiera escrito una virgen de 13 años soñando. La manera tan estúpida como Anastasia se deja maltratar de un misógino. Todo esta fatal.

    Y no creas que la película fue hecha con más escenas de sexo para vender, no!! El libro esta exactamente así!!!

    Me preguntarás, Por qué lo leíste? Bueno yo sólo quería tener un criterio sobre el libro y no dejarme llevar de lo que dice la gente. Y fue bah!!!!

    Me gusta

    • Excelente tu aporte Vivi. Yo, definitivamente, como crítico me limitaré a ver las películas restantes (que creo que harán una más), solo para ver cómo arreglan esta primera decepción. Pero si me dices que es tal cual el libro, entonces creo que la guionista debió usar su licencia de adaptación para darle un giro más interesante a la película.

      Saludos y gracias por tu comentario y por leer Pantallas!!!

      Enrique K.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s