{Crítica} “Avengers: Infinity War”: Un Drama Heroico No Necesariamente Apto Para Niños


***Advertencia: Datos Importantes De La Película Son Revelados***

Por más que intento no hacer comparaciones, es imposible hablar de una película de Marvel sin hacer referencia a las de DC Comics. Más allá de que, sin lugar a dudas, el universo de los Vengadores ha superado en historia y relato a la Liga de la Justicia, creo que una de las grandes diferencias —y tal vez el secreto de su éxito— es que Marvel no necesariamente sacrificó su narrativa por ese truco de mercadeo de amarrar al público infantil para atraer audiencias más grandes en salas; algo que DC parece que sí ha intentado hacer desde siempre (salvo por los Batman de Tim Burton y posteriormente de Christopher Nolan).

Siempre he sido de la opinión de que la Liga de la Justicia tiene las historias más crudas de superhéroes para crear universos mucho más oscuros que los de Marvel: Superman es un huérfano cuyo planeta explotó con toda su raza, Batman ve morir a sus padres en un atraco cuando era pequeño, la madre de The Flash es asesinada y su padre es encarcelado como el principal sospechoso, la Mujer Maravilla abandona su ciudad para pelear contra soldados enemigos de la Gran Guerra y a Aquaman le tocó enfrentarse a soldados nazis. El drama trágico en la vida de todos estos personajes del Salón de la Justicia da suficiente datos psicológicos y emocionales para desarrollar tramas profundas, oscuras y llenas de tribulaciones, pero supongo que salvo por “Man Of Steel” y levemente “Wonder Woman”, no lo han sabido aprovechar.

Sin embargo, Marvel, quien se ha caracterizado por poseer personajes cómicos con una química increíble y divertida entre ellos, que ha atraído sin duda a niños y adolescentes, ha ido cambiando el matiz de sus historias con el pasar del tiempo: aquel trágico suceso de la destrucción de la ficticia ciudad de Sokovia en “Avengers: Age Of Ultron”, en la que murió el hermano de Scarlet Witch, Pietro Maximoff alias Quicksilver; el enfrentamiento entre Capitán América y Iron Man en “Captain America: Civil War” en la que War Machine sufre un penoso accidente producto de la discordia entre ambos bandos de superhéroes, sin dejar de lado la muerte del padre de Black Panther; y ahora “Avengers: Infinity War”, cuyo villano resultó tener una excusa válida para desvanecer la mitad de la población universal, sacrificando a los personajes más simpáticos de la saga.

“Infinity War” enfatiza en momentos más dramáticos que heroicos y nos conmociona con la pérdida trágica del amor en sus distintas modalidades: el amor de hermanos, cuando Thor ve morir a Loki; el amor padre/hija, cuando el mismo Thanos sacrifica a su hija adoptiva (secuestrada) Gamora para poder obtener todas las Infinity Stones; igualmente el amor de pareja, cuando Peter Quill pierde a Gamora y Scarlett Witch pierde a Vision; el amor de amigos, en aquella conmovedora escena en que Spider-Man abraza a Iron Man, aterrado, cuando siente que se empieza a desvanecer o cuando Thor ve morir a su amigo Heimdall. Obviamente, luego entendemos, gracias a las pistas que da Dr. Strange cuando le dice a Iron Man “era la única manera”, de que ese desvanecimiento se puede deshacer, supongo que con restablecimiento del tiempo, pero las muertes que no fueron por desvanecimiento, sí nos generan dudas de si podrán ser reversibles, exceptuando a Loki que probablemente nos engañó a todos nuevamente, aunque no parecía.

Esta es sin duda una de las películas más impactantes de la franquicia, tal vez después de “Civil War”. Pero debo decir que, salvo por los momentos extremadamente dramáticos y trágicos, tampoco fue que conquistó cada minuto de la trama con mi atención. Mientras que enfatizaron en momentos más oscuros de los personajes, descuidaron uno de los mayores atractivos de todas sus películas: los diálogos inteligentemente cómicos. En esta ocasión, las bromas, los chistes y sarcasmos me parecieron bastante flojos entre los personajes: esa riña entre Iron Man y Peter Quill, por ejemplo, o los monólogos de Bruce Banner con Hulk para intentar convertirse; la verdad que no fueron graciosos en lo absoluto… y casi que innecesarios.

No me mal entiendan, “Infinity War” es un peliculón, pero mientras que mejoró muchísimo en unos aspectos, siento que descuidó otros muy característicos y que eran su mayor atractivo. Lo que sí cabe recalcar es el rol de la mujer en esta última película: la participación de Scarlet Witch, Black Widow, Okoye, Nebula, Gamora, Shuri e incluso Mantis, fue crucial en la trama, dándole un protagonismo definitorio en cada punto de inflexión de la narrativa. El villano Thanos, por otro lado, tenía un propósito justificado para querer eliminar a la mitad de la población universal (establecer un balance), algo con lo que fácilmente nos podemos identificar en la realidad humana actual en que el ser humano actúa de forma consciente e inconscientemente autodestructiva. Thanos no solo quiere poder porque sí, sino que busca el bienestar en su forma extremista y terrorista, pero al final lo vemos genuinamente feliz por su apocalíptico ajusticiamiento, cual Dios en el juicio final, y esto es lo que lo hace un personaje antagónico valioso. Cabe elogiar la extraordinaria participación de los villanos Ebony Maw y Midnight Proxima, que también hicieron sudar a los Vengadores.

Pero creo que el mayor logro de esta épica película fue su guion, su dirección y montaje, porque con tantos personajes principales (no me puedo imaginar cuánto habrán gastado solo en salarios), supieron darle a cada uno su protagonismo de forma tal de que encajaran en la historia y, sobre todo, que fuera entendible para el público sin perder el hilo. Aunque de momentos pudo ser un poco lenta y explicativa, la recompensa fue esa escena climática de la lucha en Wakanda, donde pudimos verlos a todos en acción, aunque con muchas dudas y preocupación por cómo terminaría todo.

No se puede negar la astucia de Marvel, y si “Infinity War” logró posicionarse en tan poco tiempo como la quinta película más taquillera de la historia, con $1,606 millones recaudados a nivel mundial (y con grandes probabilidades de seguir subiendo), su desenlace el otro año puede alcanzar picos aún mayores. Así que les recomiendo que coman sano, hagan ejercicios, dejen los vicios y miren a ambos lados antes de cruzar la calle, porque nadie quiere morirse sin ver cómo esto termina.

Ratings

Trailer:

Escrito Por: Enrique Kirchman

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s