{Crítica} “Todos Lo Saben”: Un Drama Que Nos Mantiene Sumidos En La Incertidumbre


Escrito Por: Enrique Kirchman

***Advertencia: Datos Importantes De La Película Son Revelados***

El drama español “Todos Lo Saben” es una mixtura de talentos que solo podría resultar en una película extrañamente exquisita, de esas que te mantienen enmarañado, con el ceño fruncido, tratando de descifrar qué está sucediendo y sin poder vislumbrar cómo será su desenlace. Escrita y dirigida por el renombrado director iraní Asghar Farhadi —nominado al Oscar por Mejor Guion con “Jodaeiye Nader Az Simin” (“A Separation”), y cuya película “Forushande” (“The Salesman”) se llevó el Oscar 2017 como Mejor Película Extranjera— “Todos Lo Saben” mezcla astutamente el drama familiar y de “pueblo chiquito, infierno grande” con toques de suspenso que nos envuelven cual novela de Gabriel García Márquez. Farhadi toma la cotidianidad de una familia, con todas sus tradiciones, celebraciones, problemas, rencores y secretos para llevarlos al límite a través de un suceso inesperado y no tan cotidiano.

Ese sentido de normalidad y realismo viene reafirmado por las excelentes actuaciones de Javier Bardem (“No Country For Old Men”), Penélope Cruz (“Vicky Cristina Barcelona”) y el argentino Ricardo Darín (“El Secreto De Sus Ojos”), tres monstruos del cine iberoamericano, que se unen para llevarnos una trama cargada de momentos de tensión dramática. La verdad que es un deleite ver la naturalidad de estos actores, muy bien acompañados por otros talentos españoles en papeles de reparto como Jaime Lorente (“La Casa De Papel”), Eduard Fernández (“La Zona”) y Elvira Mínguez (“El Guardián Invisible”), entre otros, que pareciera que improvisaran con sus gestos y reacciones tan veraces y normales, en las situaciones más simples.

La historia se centra en una familia española, en un pueblo de las afueras de Madrid, que está por celebrar la boda de una de sus hijas, por lo que vienen miembros de distintas partes a la celebración, entre ellos, Laura (Cruz) con su hija y su hijo, que han venido desde Argentina, donde vive con su esposo Alejandro (Darín), quien no pudo acompañarla. Durante la celebración, un apagón distrae a los invitados y pronto Laura se da cuenta que su hija Irene ha desaparecido en lo que parece ser un secuestro por el que están pidiendo €300 mil euros.

Lo interesante de la narrativa es cómo este hecho trascendental en la vida de toda una familia hace surgir reclamos, secretos y sospechas: como que la hija de Laura no es de Alejandro, sino de Paco (Bardem), su antiguo amante, o que Laura le vendió sus tierras a un precio muy barato a Paco y eso siempre lo ha resentido la familia, o que Alejandro no tiene trabajo desde hace dos años y todos piensan que él pudo secuestrar a su propia hija para que otro pagara el rescate y así salir de su bancarrota. En otras palabras, mientras que la línea de acción avanza con la búsqueda de la hija y quién puede estar detrás de su secuestro, lo que mantiene al espectador entretenido e hilando la historia son las distintas líneas de relación que se van desarrollando entre todos los personajes, hasta llegar a un final que seguramente nadie se esperaba.  Realmente, un placer narrativo de principio a fin.

Rating

Trailer:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s