{Crítica} “When They See Us”: Una Miniserie Desgarradora De La Vida Real, Que Todos Deben Ver


Escrito Por: Enrique Kirchman

***Advertencia: Datos Importantes De La Miniserie Son Revelados***

En muchos casos, si no en todos, el miedo es producto de la ignorancia. Cuando no estamos preparados para una situación o no la comprendemos o desconocemos acerca de ella, nuestra mente nos traiciona, los nervios nos atacan y el miedo nos inunda. Y cuando tenemos miedo, solemos cometer los actos más estúpidos, sin pensarlo. Esto fue, básicamente, lo que le sucedió a cinco chicos afrodescendientes y latinos en abril de 1989, cuando la policía los arrestó como parte de una redada para atrapar a los presuntos agresores de Trisha Meili, quien la noche del 19 de abril de aquel año, fue víctima de violación en el Central Park de Nueva York, mientras trotaba. La joven de 28 años fue tan severamente golpeada, que estuvo en coma durante 12 días y luego ni siquiera podía recordar lo que le había sucedido ni quién o quiénes habían sido sus agresores. El caso fue muy mediático, conocido como el “Caso de la Corredora de Central Park“, mientras que los cinco chicos acusados y hallados culpables, y que en ese entonces eran adolescentes entre 14 y 16 años, fueron tildados despectivamente como “los cinco de Central Park“. Cada uno cumplió distintas condenas entre seis y 13 años que empezaron en 1989 y terminaron en 2002, con la liberación del último de ellos, Korey Wise, cuando ese año se reveló finalmente que los cinco eran inocentes y que habían sido injustamente condenados.

El pasado 31 de mayo de 2019, la directora, coescritora y productora ejecutiva Ava DuVernay (directora de “Selma”) estrenó en Netflix la miniserie de cuatro episodios “When They See Us” (“Así Nos Ven”, en español), a través de la cual, con un relato desgarrador e impactante, cuenta la historia de estos cinco chicos —Kevin Richardson (14 años), Raymond Santana (14 años), Antron McCray (15 años), Yusef Salaam (15 años) y Korey Wise (16 años)— que estuvieron esa noche en el lugar y a la hora equivocada en Central Park, mientras se comportaban como jóvenes de su edad, resultando ellos ser víctimas también de un sistema judicial corrupto, injusto, abusivo y racista.

Foto: Aunjanue Ellis y Ethan Herisse en una escena de la miniserie “When They See Us” donde interpretaron a Sharon y Yusef Salaam (madre e hijo).

El primer episodio es desesperante, abrumador y extremadamente impactante. La forma en que la fiscal Linda Fairstein y los detectives bajo su mando coaccionaron a los adolescentes y a sus padres para que aceptaran dar un falso testimonio bajo promesa de ser liberados es perturbadora hasta el punto de despertar un profundo enojo y angustia en el espectador. Recuerdo estar viendo ese episodio, sentado, con los brazos cruzados y apretándome el antebrazo inconscientemente por el nivel de estrés que me provocaba ver los interrogatorios. DuVernay logra llevarnos a ese punto con unas magistrales actuaciones, no solo de Felicity Huffman (como la fiscal Fairstein), sino, principalmente, por la extraordinaria interpretación de cada uno de los actores adolescentes que encarnaron a estos personajes de la vida real: Caleel Harris como Antron, Ethan Herisse como Yusef, Marquis Rodríguez como Raymond, Asante Blackk como Kevin y Jharrel Jerome como Korey Wise. Y de ellos tengo que resaltar especialmente las actuaciones de Blackk y Jerome. Ambos chicos nos conmueven con las escenas de su interrogatorio, hasta las lágrimas; no en vano están nominados a los premios Emmy como mejor actor de reparto y mejor actor de miniserie, respectivamente.

El segundo episodio se lo dedican a los dos juicios en que se dividió este caso y a la presentación irrefutable de pruebas que absolvían a los cinco, pero que la fiscalía, representada por Elizabeth Lederer, se empeñó en convencer al jurado de lo contrario para tapar la mala investigación, la coacción de la que se acusaba al departamento de policía y para no quedar como incompetentes. Tal como dijo el verdadero Raymond Santana en una entrevista con Oprah Winfrey —que también pueden ver en Netflix, preferiblemente luego de ver la miniserie—, Lederer y Fairstein tuvieron la oportunidad de reconocer su error y cambiar el curso de la investigación a su favor, pero cegadas por el ego y su empeño de salir como victoriosas justicieras, las llevaron a condenar a estos chicos a quienes terminaron robándoles su libertad, inocencia y juventud.

En este segundo episodio también se aludió, de manera muy pertinente y con imágenes reales de archivo, a comentarios que hizo respecto al caso el entonces magnate de bienes raíces y actual presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, cuando pagó $85,000 dólares para publicar un aviso de página entera en los periódicos con un gran título que decía: “Traigan de vuelta la pena de muerte. ¡Traigan de vuelta a nuestra policía!”. Con un discurso literalmente de odio, Trump pedía más seguridad para la ciudad de Nueva York, usando como ejemplo el reciente caso de la corredora de Central Park:

Quiero odiar a estos ladrones y asesinos. Ellos deberían ser forzados a sufrir y, cuando cometan un asesinato, deben ser ejecutados por sus crímenes. Deben servir de ejemplo para que otros piensen bien antes de cometer un crimen o un acto de violencia (…) Quiero odiar a estos asesinos y siempre lo haré. No estoy buscando psicoanalizarlos ni entenderlos, estoy buscando castigarlos. Si el castigo es fuerte, los ataques a personas inocentes cesarán”.

Esto es solo un extracto de la cantidad de brutalidades que comentó Trump en este aviso firmado por él. De ahí la pertinencia de esta miniserie. DuVernay no solo nos hace reflexionar sobre las fallas en el sistema judicial estadounidense —las cuales deben servir de ejemplo para muchos otros países—, sino para destacar la mentalidad inestable, violenta y discriminatoria del actual presidente de Estados Unidos. ¿Qué pasaría si ese caso hubiese sucedido en la actualidad bajo su administración? Tal vez estaríamos frente a cinco sentenciados a muerte por un crimen que no cometieron. Basta con dar un breve vistazo a lo que están atravesando los extranjeros en el país gracias a las políticas migratorias de Trump.

Foto: El emergente actor Freddy Miyares interpreta la versión adulta de Raymond Santana en la miniserie “When They See Us”.

En el tercer episodio, inmediatamente nos muestran la salida de la cárcel de cuatro de los chicos (Kevin, Raymond, Antron y Yusef) —interpretados por actores adultos—, quienes habían servido una parte de la condena en un tutelar de menores y otra parte en una prisión para adultos. Como espectador pensé: “bueno, ahora veremos cómo rehicieron estos hombres sus vidas y se recuperaron de ese pasado”. ¡Error! Este episodio mantuvo el mismo nivel de desesperación, injusticia y estrés que los anteriores, por distintas razones. Mientras que en el primer episodio les falla la policía al enredarlos para culparlos por el crimen y en el segundo les falla el sistema judicial al sentenciarlos a pesar de las pruebas que los absolvían, en el tercer episodio les falla la sociedad y hasta sus propias familias.

El hecho de estar libres y de sostener que no cometieron el crimen no fue suficiente para estos exconvictos. Su reinserción a la sociedad, a sus familias, sus hogares, a la vida laboral y sentimental es todo un reto, casi que imposible de superar. Raymond regresa a casa de su padre para toparse con una madrastra que lo discrimina y lo aborrece y un padre que no tiene los pantalones para hacerlo respetar; Antron inicia una relación con una chica que en la primera oportunidad que tuvo le tiró en cara que era un violador; mientras que a Yusef y a Raymond les niegan la participación en un grupo de apoyo por no querer aceptar que cometieron el crimen.

Foto: El joven actor Jharrel Jerome, quien se dio a conocer en la película “Moonlight”, interpreta a Korey Wise en la miniserie biográfica “When They See Us”.

Y el cuarto episodio… ¡Oh, el cuarto episodio! Una ovación de pie para el actor Jharrel Jerome, el único de los cinco actores que interpretó la versión adolescente y adulta de su personaje (Korey Wise). Este episodio fue dedicado exclusivamente a Korey, desde que fue declarado culpable, pasando por su traslado a distintas cárceles de la ciudad, los ataques que recibía de otros reclusos, sus largas estadías en celdas de aislamiento, su extraordinaria amistad con uno de los guardias, hasta que en 2002 se topa con el recluso Matias Reyes, un violador y asesino en serie, arrestado meses después del caso de la corredora, que luego de conocer a Korey y de saber que este se negaba a aceptar su culpabilidad, lo cual le impedía obtener su libertad condicional, confesó a la policía que él había sido el verdadero violador de la corredora. Su testimonio detallado y las pruebas de ADN comprobaron la veracidad de lo que decía Reyes y finalmente se absolvió a los cinco chicos… ya adultos.

Foto: Imagen de los verdaderos protagonistas de tan desgarradora historia.

“When They See Us” es difícil de ver. De hecho, yo recomiendo ver un episodio por día y no todos de seguido, porque pueden llegar a ser muchas emociones negativas en un mismo día. Cada episodio lo vi con un nudo en la garganta, un dolor profundo que combinaba rabia y tristeza por la injusticia y por todo lo que estos chicos pudieron llegar a ser y no fueron, en consecuencia de este gran error. Esta es una miniserie que le recomiendo ver a todo padre y a toda madre, porque su apoyo —y falta de apoyo en algunos casos— jugó un papel importante en el proceso que atravesaron estos chicos. Hay una escena en particular que me conmovió hasta las lágrimas, cuando en el tercer episodio, la madre de Antron lo visita en la cárcel de menores y le pregunta si ha podido dormir…

Antron: Bueno, he tenido estos sueños…

Madre: ¿Malos?

Antron: Sí. Estoy en mi litera y escucho como unos pasos y cada vez se acercan más y más. No sé si estoy soñando o si es real… Cada noche se acercan más y más.

La madre se detiene a pensar, con el corazón roto de escuchar a su hijo, para saber qué decirle y tranquilizarlo. Con lágrimas en los ojos, responde…

Madre: Tú sigue escuchando esos pasos, cariño. Esa soy yo, que vengo a buscarte para llevarte a casa…

Antron: Siento que todo el mundo me odia, mamá.

Madre: Sé que se siente así. Sé que se siente así. Pero yo te amo lo suficiente para compensar por todos los demás. Lo único que hago todo el día es amarte. Nunca pienses que estás solo. Estoy caminando a tu lado a través de todo esto. Si tú lloras, yo lloro. Si te enojas, yo me enojo. Si tienes miedo, yo tengo miedo. Si eres libre, yo soy libre…

Esta es, probablemente, la escena más hermosa de la película. Yo no tengo hijos y no puedo imaginar que esto le suceda a una familia. Y por eso exhorto a que esta miniserie la vean también adolescentes, educadores, abogados, legisladores y ejecutores de la ley; porque de alguna forma deben evitar que una injusticia tan cruel como esta se vuelva a repetir.

Esta increíble producción fue reconocida recientemente con 14 nominaciones al premio Emmy que se celebra el domingo 22 de septiembre de 2019. Además de Blackk y Jerome, también se reconoció el trabajo de Vera Farmiga en el papel de la fiscal Lederer, como Mejor Actriz de Reparto en una Miniserie; a Michael Kenneth Williams como Mejor Actor de Reparto en una Miniserie por su dramática interpretación del papá de Antron; el colombiano John Leguizamo, también como Mejor Actor de Reparto en una Miniserie, por su papel del papá de Raymond; Niecy Nash, como Mejor Actriz en una Miniserie por su extraordinario papel como la madre de Korey; Aunjanue Ellis, también como Mejor Actriz en una Miniserie por su rol como la madre de Yusef; y Marsha Stephanie Blake, como Mejor Actriz de Reparto en una Miniserie por su papel como la madre de Antron. Ni hablar de Ava DuVernay, quien está nominada a Mejor Dirección y Mejor Guion, además de que la miniserie está nominada a Mejor Miniserie, Fotografía, Casting y Composición Musical. En lo personal, yo le daría el premio, sin parpadear, a Jharrel Jerome, a Niecy Nash, Michael Kenneth Williams, Mejor Dirección, Mejor Guion y Mejor Miniserie. Lastimosamente, Felicity Huffman no logró una nominación, a pesar de que se la merecía por su papel como la fiscal Fairstein (tal vez porque Huffman está atravesando por un escándalo de sobornos universitarios por el cual se declaró culpable recientemente).

La repercusión de “When They See Us” no solo se hizo sentir en las premiaciones, también hizo reflexionar a las nuevas generaciones que vieron la miniserie por Netflix, entre ellos la Asociación de Estudiantes de Derecho de la Universidad de Columbia, que exigió la renuncia de la fiscal y profesora Elizabeth Lederer. Por su parte, la fiscal Linda Fairstein, quien había hecho carrera como escritora de libros infantiles y de misterio, también obtuvo su escarmiento cuando, a raíz de la miniserie, le pidieron la renuncia en varias asociaciones a las que pertenecía, y uno de sus editores canceló su contrato con ella.

Ese es el poder audiovisual, cuando se usa para hacer justicia. No dejen de ver esta agridulce pero maravillosa historia, también producida por Robert De Niro y Oprah Winfrey.

Foto: Aviso publicado por Donald Trump en 1989 en alusión al caso de la corredora de Central Park, cuyo titular reza “Traigan de vuelta la pena de muerte. Traigan de vuelta a la policía”.

Rating:

Trailer:

 

 

 

 

Anuncios

2 comentarios en “{Crítica} “When They See Us”: Una Miniserie Desgarradora De La Vida Real, Que Todos Deben Ver

  1. Hola Enrique, hace días estaba tratando de sentarme para comentarte sobre esta producción (ya para mi es importante conversar por esta vía contigo sobre películas! jajaja)

    Quiero compartirte que como soy del 90’s realmente no tenía conocimiento sobre esta historia hasta que me senté a verla, te soy honesta, no sabía con lo que me iba a encontrar así que me aventuré.

    Los primeros tres capítulos sentía internamente sólo injusticia y un enojo desde la injusticia. Sólo eso. Cuando entré al cuarto capítulo, en donde el actor Jharrel Jerome está sentado junto a su madre preguntándole que por qué no había podido ir a visitarlo, rompí en llanto, me sentía ahogada, me sentía como él, fue espantoso. Lloraba y lloraba, incluso escribiéndote aquí se me aguan los ojos al recordar esas escenas. Fue muy fuerte para mi, tuvimos que cambiar la serie y poner Friends pues necesitaba bajarle un poco al momento.

    Te confieso esto, pues en mi vida jamás me había una película roto tanto internamente. Esta directora logró hacerme sentir lo que muy probablemente Korey Wise estuvo pasando y no puedo compararlo, pero lo sufrí durante tres noches, cuando terminé de ver ese capítulo y luego vi el documental con Oprah, también en Netflix.

    De la producción en sí, puedo decirte que me sentía presente en las escenas de las audiencias y en la cárcel.

    Hay una pelicula que quiero traerte: The Shawshank Redemption. Esta película para mi fue reveladora cuando la vi, no quiero hacer una comparación, pero si un complemento siguiendo tu comentario de que esta es una mini serie que todo el mundo debe ver. Lo mismo pienso con The Shawshank Redemption.

    Siempre es un gusto leerte Enrique, me extendí un poco, pero bueno, de verdad este documental me estremeció internamente y necesitaba compartirtelo!

    Saluda,

    Talía

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Talía… Finalmente estoy retomando el blog después de un mes sabático… Gracias por compartir tus impresiones y por tenerme en tan buena estima con mis críticas… Lo valoro porque al menos me hago de un grupo de seguidores que aprecia el arte audiovisual de la misma forma que yo, aunque discrepemos con respeto cada tanto… En cuanto a “When They See Us”, pues coincido con lo que dices… a mí igualmente me conmovió hasta las lágrimas, porque me costaba creer ese nivel de injusticia y maldad humana… Hasta las entrevistas con Oprah fueron emotivas y veo que igualmente lo fue para los actores. En cuanto a “The Shawshank Redemption”, pues no en vano es considerada una de las mejores películas del cine… Es realmente genial, a parte que Morgan Freeman es mi actor favorito de todos los tiempos…

      Un abrazo,
      Pronto me actualizo con el blog!
      Enrique K.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s