{Crítica} “Last Christmas”: Las Comedias Románticas No Se Le Dan Bien A Emilia Clarke


Foto: Henry Golding & Emilia Clarke en una escena de “Last Christmas”.

Escrito Por: Enrique Kirchman

***Advertencia: Datos Importantes De La Película Son Revelados***

Las comedias románticas británicas, por lo general, son muy buenas. De hecho, el humor británico es excelente por su agudeza, sus chistes inteligentes y, muchas veces, porque cuentan con grandes talentos de la actuación. De hecho, mi comedia romántica favorita es la película británica “Love Actually” (que fue una coproducción con Estados Unidos y Francia), de 2003; uno de los pocos filmes que he calificado con un 10 en IMDB. ¡Pero es que fue genial en su género! Sin embargo, recientemente fui a ver “Last Christmas” y, aunque ya me hacía la idea de que no iba a ser tan buena, resultó ser peor de lo que me esperaba, pero logró redimirse con un final medianamente aceptable.

El principal motivo por el cual la película me desagradó en su mayoría fue por su protagonista, Emilia Clarke, a quien todos recordarán como la madre de dragones, Daenerys Targaryen en la serie “Game Of Thrones”. Luego de verla interpretar a esta despistada vendedora de artículos navideños vestida de duende que se enamora de un misterioso chico, he concluido que la comedia no se le da bien a Clarke. Su interpretación fue sobreactuada, falsa y excesivamente naïve y atontada. Puede ser que hubiese un problema desde el guion por una mala caracterización y situaciones demasiado sosas, pero Clarke tampoco aportó mucho para levantar el personaje. Insisto en que no se le da la comedia, porque justo las escenas más dramáticas de la película, como cuando su personaje Kate estaba cenando con su familia y tuvieron una leve discusión o cuando Kate descubre la verdadera procedencia de su interés amoroso llamado Tom (interpretado por Henry Golding), fueron las mejores de Clarke. Inmediatamente cambiaba su estilo actoral, se hacía más veraz y natural, pero cuando volvía a intentar ser chistosa o simpática, caía en el ridículo.

Foto: La actriz Michelle Yeoh.

Por otro lado, su coprotagonista Henry Golding tampoco fue que aportó mucho nivel. A pesar de que la carrera de este ex host de televisión malayo empezó recién el año pasado, su película romántica “Crazy Rich Asians” y el thriller cómico “A Simple Favor” fueron espectaculares, y su participación fue increíblemente buena, pero en “Last Christmas” nos entregó una interpretación bastante normal, que creo que también recae en la caracterización de su personaje. Hasta el personaje de la extraordinaria Michelle Yeoh, que ha participado de excelentes producciones como “Crouching Tiger, Hidden Dragon”, “Memoirs Of A Geisha” y también en “Crazy Rich Asians”, hizo un papel de inferior calidad, dejando ver que tampoco se le da muy bien el género cómico.

En cuanto a la historia en sí, hubo cosas un poco sueltas e inexplicables. ***Spoiler Alert***  Conocemos desde el inicio que Kate sufrió una condición cardíaca que la llevó a un transplante de corazón. De hecho, ella le muestra la cicatriz de la operación a Tom en una escena en su apartamento. Al final, nos enteramos lo que ya veníamos sospechando desde la mitad de la película: que el misterioso chico Tom era el espíritu del donante del corazón, luego de que este sufriera un accidente. Pero la primera pregunta es ¿Por qué Tom apareció tanto tiempo después de la operación? Si él estaba buscando a Kate, ¿por qué fue Kate la que en realidad salió a hablarle cuando lo vio despistado afuera de su tienda mientras ella limpiaba en la vidriera? En otras palabras, creo que con la intención de causar una sorpresa en el espectador, los guionistas (entre ellos la actriz Emma Thompson) omitieron elementos necesarios para hacer más verosimil la historia y no un simple cuento milagroso y cliché de Navidad.

Foto: Emilia Clarke y Emma Thompson.

Lo positivo de “Last Christmas” fueron, tal vez, los personajes secundarios y terciarios, como el de Emma Thompson, quien interpretaba a la madre yugoslava del personaje de Clarke, la cual contrastaba bastante bien con el tono cómico de la trama, por ser una mujer estructurada, conservadora y estricta, producto de sus supuestas vivencias durante épocas duras de la guerra y sus delirios de persecución por espías de la KGB. Otros personajes que le añadieron algo de humor genuino fueron las dos mujeres policías y algunos de los personajes indigentes que estaban en el refugio para el que Kate cantaba recaudando fondos, aportando algunas de las pocas escenas graciosas.

Pero lo mejor, sin duda, fue la banda sonora, en su mayoría de George Michael, ya que, de hecho, el título de la película y la historia están inspirados en la canción homónima escrita e interpretada por Michael cuando era parte de la agrupación Wham!. Cuando escuchamos al personaje de Clarke cantar “Last Christmas” en la escena final, donde reúnen a todos los personajes de la trama, en lo que es un perfecto happy ending navideño, es inevitable emocionarse y cantar junto a ella uno de los clásicos de Navidad más sonados.

Dirigida por Paul Feig, quien hizo muy buenas comedias como “Bridesmaids”, “The Heat” y “A Simple Favor”, esta última película Navideña de seguro no es lo mejor de su filmografía. Una historia tonta y de momentos aburridas, con esporádicos momentos graciosos, en los que preferimos ver a personajes secundarios, más que a los intérpretes centrales de la trama.

Rating:

Trailer:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s